fuegovioleta.org
 

.gif

Decretos



¡Escucha Radio Saint Germain!
Dale clic al Play

 

Donde


Realiza una búsqueda en nuestro Sitio:



En la Web fuegovioleta.org



¿Qué hacemos?¿Quienes somos?
¿Qué es la Actividad Yo Soy?




Las enseñanzas de la Luz siempre
son Libres y Gratuitas

 


La Presencia YO SOY

YO SOY

Copas de Curación On line

copa

 

Conócete a ti mismo

Paz

 

Los electrones de la Presencia


Lohengrin
La opera de los Maestros Ascendidos

 

Libro de Oro

Mira en video las enseñanzas de
los Maestros Ascendidos
a través de Madre Violeta

Aterciopelada

Los Siete Principios

 

La Llama Violeta y la Ley del Perdón

En esta Enseñanza todas las cosas antiguas salen para ser consumidas. Antes de quejarte de cada cosa que experimentes en ti y en tu mundo, recuerda que han sido creadas por tí y vienen para que las quites, para que las transmutes. Si tu te empeñas e invocas la Ley del Perdón, puedes consumir todas las creaciones erradas del pasado y del mismo presente;con la Llama Violeta y ser LIBRE.

 

Madre nos habla sobre el uso de la Llama Violeta

 

Debes estar consciente que la Llama Violeta es la Activa Presencia de Dios actuando.

"Siempre, cuando uno se hace consciente de haber cometido un error, el primer acto debe ser invocar la Ley del Perdón y pedir Fuerza y Sabiduría para no repetir el error una segunda vez.

Dios, todo Amor, tiene una infinita paciencia y no importa el número de nuestros errores siempre se puede decir <elévate y sube al Padre>. Tal es el Amor y Libertad en que los hijos de Dios tienen el privilegio de actuar."

Si Dios en su infinito poder no nos condena ni culpa, ¿qué trae dolor y aflicción a nuestras vidas?. La desobediencia a las Leyes Divinas que rigen para mantener el Orden y la Perfección en la Creación. Si aún desobedientes somos perdonados por El Padre, ¿qué nos atribuye la decisión de perdonar o no a un hermano también equivocado?. Seremos perdonados así como perdonemos, seremos transmutados así como soltemos los rencores, resentimientos que sólo nos amarga el corazón y la vida.

La Presencia de Dios late en nuestro corazón, La Llama Violeta es la Activa Presencia de Dios perdonándonos y transmutándonos, La Vida en todas sus manifestaciones es Dios en Acción... ¿qué nos detiene entonces, para mejorar todas las condiciones, relaciones y situaciones que necesitan manifestar la Perfección?

No será el sostener la atención en Dios, en la Llama, en la Luz y en esa Perfección que decimos desear. " Todo ser encarnado ha cometido cantidad de errores, por esta razón nadie puede permitirse una actitud de: <yo soy más santo que tú... >, sino que por el contrario, se debe invocar la Ley del Perdón, ya que si se está sintiendo crítica, condenación o falta de Amor hacia otro hijo de Dios, jamás podrán prosperar."

Aquel dicho antiguo: A menos que tú perdones, ¿cómo esperas ser perdonado?, es una de las más incomprendidas Leyes en la experiencia humana, si vieras como se pegan las cosas que ya no se quieren, cuando se permiten repasar las discordias que se considera que ya no tiene remedio!!" Cuando sólo es necesario la Llama Violeta en acción limpiando y consumiendo lo que no deseamos...

"Ponte con determinación a ordenar tu casa. Si fueran a hospedar un huésped distinguido, no dudo que pasarían días trabajando con ahínco, puliendo y preparando todo para recibirlo. ¡Cuánto mas importante es el preparar sus conciencias y corazones para que la PRESENCIA DE DIOS pueda manifestarse plenamente, haciendo resplandecer el Fuego Sagrado Violeta purificando conciencias y corazones!.

Comanda el Fuego Sagrado... a través de la Autoridad de tu Presencia "YO SOY" y ordénale que limpie tu mundo, mundo de negocios, de familias, que limpie tu mundo de toda cosa discordante y reemplace todo por la perfección del Gran "YO SOY".

 

 

Madre nos lee una instrucción sobre la Llama Violeta y la Felicidad

 

Afirmación sugerida por el Maestro Saint Germain:

"YO SOY" la Ley del Perdón y la Llama Violeta Transmutadora en acción en mí ahora."

 

 

Volver

 


www.fuegovioleta.org | Las Enseñanzas de los Maestros Ascendidos - 2017